Translate

CARMEN CAPEL






EXPOSICIÓN

Carmen Capel

DEL 28 DE marzo 

AL 29 de abril

DE 2017












PROGRESOS Y VARIACIONES

Carmen Capel Romera (1970) llega a la expresión plástica recorriendo los caminos de los sentimientos y emociones que la vida nos trae. Complejos y contundentes algunos, sencillos y livianos otros…
Unos se deben aceptar, otros se deben luchar.
Todo ello es lo que nos acerca la senda de la sabiduría y lo que la artista intenta plasmar en sus lienzos y maderas.

Además, en esta exposición, Carmen nos quiere mostrar el proceso que lleva hasta la última expresión plasmada con los pinceles, a través de bocetos y variaciones que se exponen junto a algunos cuadros y que son la base y soporte de la obra final.



ENTREVISTA A Carmen capel




La pintura es máxima afición de Carmen Capel, pero también la lectura, la música, el cine o el teatro. Todas éstas y el ballet, disciplina que ha descubierto últimamente y que le ofrece el reto inalcanzable de la perfección, en mayor o menor medida, son inherentes a su persona fluyendo siempre en todo aquello que hace.





¿Por qué pintas?
Pintar es para mí  un placer y un reto que sublima mis emociones

¿Cuándo empezaste a pintar?
Empecé a interesarme en la pintura gracias a algunos libros con láminas sobre grandes pintores que se encontraban en casa en mi infancia. Descubrí el tenebrismo de Goya, la luz de Sorolla...
Me aficioné a mirar y escudriñar libros con preciosas imágenes de obras de Leonardo Da Vinci, Caravaggio, el Greco, Velázquez y un gran y fascinante etcétera.
Pero no fue hasta mis 40 años que decidí  o, tal vez, me vi capaz de coger un pincel y experimentar. Fue una gran revelación.

¿Qué corrientes artísticas o que pintores han influido en tu pintura?
Mis pintores preferidos son muchos, pero me gustaría subrayar a Frida Kahlo como gran inspiradora y a Lita Cabellut. El impresionismo y postimpresionismo me encantan.

¿Qué técnicas  has utilizado y con cual te sientes más cómoda?
El acrílico es la pintura que más utilizo. Las superficies suelen ser maderas reutilizadas y lienzos. A veces, experimento con el collage y me encantaría aprender técnicas nuevas, experimentar con texturas, barnices, tintas, pigmentos...
pero el tiempo es limitado

¿Como escoges los temas?
Intento plasmar sentimientos a través de retratos donde el espectador pueda verse identificado.
Suelo partir de ahí buscando en mí misma y en las personas cercanas a mí la inspiración. Un movimiento, una mirada pueden captar mi atención para, después, tratar de plasmarlo en mis obras.

¿Qué quieres lograr con tu pintura?
Mis primeras obras ya intentaban expresar dos emociones diametralmente opuestas: la tristeza y la alegría. A partir de ahí, todas mis obras intentan captar emociones y sentimientos a los que todos estamos expuestos, para que la contemplación  de mis obras haga cómplice al espectador.
                                                                                                              

JOANA RODRÍGUEZ



EXPOSICIÓN

Joana Rodríguez

Del 28 de febrero 

al 25 de marzo

de 2017













Joana Rodríguez Escudero (1979)


De formación autodidacta, Joana siempre ha sentido la necesidad de la expresión plástica, aunque no es hasta 2003 cuando empieza a pintar al óleo de forma más asidua.

Entendiendo la pintura como una fiel reproducción de la realidad seleccionada y presentada de una forma personal y subjetiva, su obra tiene una importante carga de oficio artesano y paciente que se recrea en detalles y matices.

Sus influencias se reparten entre obras y pintores figurativos de todos los tiempos que le han acercado al hiperrealismo de vanguardia con el que se identifica su pintura.

En esta su primera exposición, Joana nos presenta cuadros de temática muy diversa, que nos demuestran como objetos, animales o lugares comunes nos provocan distintas reacciones y sentimientos según nuestras vivencias personales asociadas al tema representado.





ENTREVISTA A JOANA RODRÍGUEZ


Joana nació en Mataró, donde pasó su infancia y parte de su juventud, aunque ahora vive en la montaña.

La naturaleza le ha dado mucha paz y tranquilidad.

Le gusta el cine (las películas de terror son sus preferidas), la música, sobre todo la de los ochenta, y disfrutar de los placeres sencillos de la vida como pasear por el campo o por la playa, cuidar de sus perros y gatos, cocinar, salir a comer o cenar de vez en cuando…

Tiene claro que la salud y los seres queridos son lo más importante y todo lo demás pasa a un segundo plano.


La pintura es la afición con la que más disfruta y la que más le motiva.


¿Porqué pintas?
 –A día de hoy creo que no entendería mi vida sin pintar, se ha convertido en una necesidad. El pintar me hace sentir bien, me relaja y me alegra, solo me aporta cosas positivas, es mi momento.
 Siento que en cada obra se queda una parte de mi muy personal, es algo totalmente mío de principio a fin, algo que depende de mí, que sólo yo elijo, se convierte en algo muy íntimo de lo que cuesta mucho desprenderse.

¿Cuándo empezaste a pintar?  
-Desde muy pequeña me recuerdo ya dibujando y pintando con lápices de color. Creo que solté el chupete para coger un lápiz!!! Siempre ha formado parte de mi vida, aunque he tenido épocas en las que por diferentes motivos lo he dejado un poco aparcado. A pintar al óleo más asiduamente empecé por el año 2003.

¿Quiénes han sido tus maestros?
 –Siempre me he fijado más en obras que en pintores sin dejarme influenciar por los nombres. Es de mayor, cuándo empiezo a visitar museos, a ver colecciones completas de pintores y a observar su evolución a través de sus obras. La última exposición que me ha impactado ha sido la de Istvan Sandorfi, alucinante.

¿Qué corrientes artísticas o que pintores han influido en tu pintura?
 – Me atrae el arte figurativo y el hiperrealismo, es un camino muy difícil porque no admite equivocaciones, es una pintura muy exacta. Me gusta jugar con la ilusión de no poder diferenciar una foto de un lienzo.

¿Qué técnica has utilizado y con cual te sientes más cómoda?
 – He pintado al pastel y a la acuarela, pero con la técnica con la que me siento más cómoda y familiarizada es sin duda con el óleo.

¿Te ha costado encontrar tu propia personalidad?
– No sé si a día de hoy tengo mi propio sello. Dentro del arte figurativo me gusta experimentar con distintos temas y eso quizás hace difícil seguir mi huella. Donde quizás se puede distinguir más es en la serie de “Bodegones con reflejo”.

¿Preferencia por alguna marca de pinturas?  
     - Empecé a pintar utilizando la marca Titan y con ella llevo desde entonces.

¿Qué tipo de pinceles que utilizas?
     – Al pintar obras con mucho detalle los pinceles que más uso son los de punta redonda y delineadores, de pelo sintético, los más pequeños de la gama.

¿Usas muchos pinceles o te apañas con poco?
     – Tengo de varias clases pero pocos, porque suelo usar del mismo tipo y al renovar  compro los mismos.

¿Cómo escoges los temas?
 – Cuando me viene la idea de algún tema, suelo hacer yo misma la fotografía que más tarde utilizo como guía para pintar el lienzo. Siempre me decanto por temas con muchos detalles.

¿Dibujas mucho antes de empezar a pintar?
 – No dibujo mucho, más bien hago la silueta y contorno. Necesito trabajar  la pintura en varias etapas y el dibujo detallado se me perdería en las primeras capas.

¿Con qué dibujas (lápiz, carboncillo,  sanguina…?
 – Con lápiz.

¿Usas paleta, de que tipo, las limpias cada vez?
 – Uso paletas de papel desechables, son muy cómodas y limpias.

¿Médiums barnices?
– Siempre uso secativo de cobalto. Me ayuda bien a diluir o velar, o a secar pronto la pintura para poder continuar con las próximas capas.

¿No has tenido problemas de agrietamiento?
 – No, nunca. Uso el secante en muy poca cantidad y nunca se me ha agrietado un cuadro.

¿Algún ritual para pintar…alguna música determinada…silencio…una copa…incienso…?
 – En ese sentido soy un poco maniática, necesito estar en un espacio limpio, recogido y ordenado.  Me gusta pintar o bien con música o con alguna película de fondo. En invierno me inspira mucho encender la chimenea y alguna vela para crear ambiente.

¿Qué días y horas pintas y porqué?
 – Suelo pintar 2 o 3 días por semana, de 4 a 8 horas seguidas, si empiezo y estoy inspirada me cuesta mucho parar de pintar.

¿Te cuesta dar por acabado un cuadro?
– Es difícil decidir el momento idóneo, pero a veces llega cuándo sabes que si continuas pintando vas a empezar a ensuciar detalles que ya están pintados que te interesan más que lo que puedas aportar de nuevo.

¿Quedas satisfecha con el resultado?
– Al 100 % nunca, siempre queda algún detalle que piensas que te podría haber quedado mejor.

¿Qué quieres lograr con tu pintura?
 – Antes solo pintaba para mi, poca gente sabía que lo hacía. Ahora me gusta compartir mis obras y enseñar esa parte de mí que guardaba,  y si con ello  logro una chispita de emoción o rozar la sensibilidad en el corazón de las personas ya me doy por satisfecha.

¿Hacia dónde va el arte?
Es una época difícil dónde el consumismo nos lleva por unos derroteros alejados de la sensibilidad que nos aporta el arte. Debemos potenciarlo y difundirlo para hacerlo accesible al público. Debemos crear la curiosidad y la necesidad de saber más sobre él.

¿Hacia dónde vas tú?

 – Mi camino es seguir pintando y experimentando, tengo mucha curiosidad sobre lo que podré llegar a hacer, porque ni yo misma lo sé.  Sigo aprendiendo y sumando con cada obra que realizo.